Facebook Twitter CAT  |  ESP
 

PROYECTO 2015-2018

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte y invalidez en los países desarrollados, así como una de las principales causas de ingreso hospitalario. Aunque se han mejorado sustancialmente los tratamientos en fase aguda (código ICTUS, código infarto…), la incidencia de estas enfermedades está lejos de verse reducida y supone un importante consumo de recursos sanitarios y sociales.

El Bus de la Salut es un proyecto médico que permitirá conocer el estado de salud de las arterias (enfermedad ateromatosa) y la detección de posible enfermedad renal oculta y diabetes en una muestra de 8.400 personas de toda la provincia de Lleida durante cuatro años, de 2015 a 2018.

¿Cómo?

Mediante un autobús equipado con material médico y personal sanitario que recorre durante 4 años diferentes municipios de la provincia de Lleida. En este autobús, se han realizado diferentes pruebas para evaluar el estado de salud arterial y renal:

  • Determinación del índice tobillo-brazo
  • Determinación de la carga de AGEs
  • Ecografía de las arterias carótidas
  • Ecografía de las arterias femorales
  • Ecografía transcraneal
  • En los hombres, de 60 años o más, también se realizará otra ecografía, de aorta a nivel del abdomen, para descartar que esté dilatada o aumentada
  • Encuesta de actividad física
  • Encuestas de somnolencia
  • Encuesta dietética
  • Espirometria
  • Medidas antropométricas (peso, talla)
  • Medida de la presión arterial
  • Muestra de orina (recogida en el bus)
  • Muestra de sangre
  • Recogida de muestras para el biobanco (sangre y orina)
  • Registro de frecuencia cardiaca

Con este proyecto queremos:

  1. Convertir Lleida en una provincia pionera en la prevención de enfermedades cardiovasculares y renales y en el fomento de políticas de salud en este ámbito.
  2. Modificar los hábitos poco saludables de la población.
  3. Concienciar a la población sobre la importancia de la prevención en las enfermedades cardiovasculares y renales, así como de sus factores de riesgo.
  4. Sensibilizar a la población sobre la importancia social de la donación de órganos.

PROYECTO 2019-2021

Del 2019 al 2021, El Bus de la Salut vuelve a recorrer diferentes municipios de la provincia de Lleida. Se vuelven a citar a las 8.400 personas para revisar el estado de salud de las arterias (que se conoce como enfermedad ateromatosa) y la posible enfermedad renal oculta y diabetes.

¿Qué pruebas se hacen para evaluar el estado de salud arterial y renal?

  • Determinación del índice tobillo-brazo
  • Determinación de la composición corporal (báscula de bioimpedancia)
  • Determinación de la velocidad de la onda de pulso
  • Ecografía de las arterias carótidas
  • Ecografía de las arterias femorales
  • En los hombres, de 60 años o más, también se realizará otra ecografía, de aorta a nivel del abdomen, para descartar que esté dilatada o aumentada
  • Encuesta de actividad física
  • Encuesta dietética
  • Espirometra
  • Medidas antropométricas (peso, talla)
  • Medida de la presión arterial
  • Muestra de orina (recogida en el bus)
  • Muestra de sangre
  • Recogida de muestras para el biobanco (sangre y orina)
  • Registro de frecuencia cardiaca
  • Registro de datos de antecedentes familiares y personales

¿A QUIÉN SE HA CITADO?

Como se trata de un estudio científico, se ha hecho una selección entre toda la población de la provincia con las siguientes características:

  • Hombres entre 45 y 65 años
  • Mujeres entre 50 y 70 años
  • Diagnosticados de hipertensión arterial y/o dislipemia y/o obesidad (definida como IMC> Kg/m²)
  • Antecedentes en familiares de primer grado de enfermedad cardiovascular prematura (hombres antes de los 65 años y mujeres antes de los 55 años)
  • Fumadores y exfumadores (máximo 10 años)

Estas personas se visitaron en la primera fase, del 2015 al 2018, y se volverán a programar en la segunda fase del proyecto, del 2019 al 2021. Cada día están citadas de 14 a 15 personas.

 

RESULTADOS DE LAS PRUEBAS

Los resultados de las pruebas se incluirán en el historial médico de cada paciente, de manera que el médico de familia tendrá acceso y podrá determinar el diagnóstico para cada persona y establecer, si es necesario, las medidas oportunas en cada caso. Los profesionales del autobús no darán los resultados de las pruebas.